miércoles, 19 de enero de 2011

OBJETOS APARECIDOS


Cuando era pequeña solía ocurrirme en el despacho de mi padre que, pese a que pasaba allí horas enteras curioseando cajones y rebuscando libros, siempre aparecía algun objeto que yo jamás había visto. Años despúes, no sólo sigue ocurriéndome en el amado despacho sino que esta acción de encontrar objetos de desconocida procedencia se ha contagiado también a mi cuarto.

Esta mañana salí a toda prisa, y me acerqué a coger un libro muy rápido de la estanteria, sin mirar, quería llevarme una sorpresa. "Invernadero", de la poeta María Paz Moreno, aparecía unas horas después en mi bolso, entre la botella de agua, el tabaco de liar y los caramelos gumys y cuando llevaba un rato revolcándome verso arriba, poema abajo, degustando con ansia, sin más rumbo que el latir de mi mano, gozando cada poema...caí en la cuenta: ¿Cómo ha llegado este libro a mi estantería? ¿Dónde lo encontré, cuando me encontró? Supongo que hoy.

*En la imagen VANDE GURUNAM, uno de los poemas del libro que rebosa verdades sencillas, miradas hondas, fugaces y entrega en plenitud una palabra comprometida y auténtica. Un poemario para mirar a la literatura, a la libertad, a las mujeres, a la educación, a la rutina, de una manera experimental y exquisita por su pureza y su sinceridad. Es una poética tan rica, tan profunda, que puedes tocarla con las manos.