sábado, 3 de julio de 2010

presidente

era un hombre
tan pequeño, tan pequeño,
tan pequeño
con un ombligo
tan grande, tan grande
tan grande
que rara vez alcanzaba
a mirar un milímetro más allá
de su propio
ego.