lunes, 15 de noviembre de 2010

Teclas

                                                                                                    Que extraña
                                                                                                     luz
                                                                                                     el tiempo
                                                                                           
                                                                                                     Lola Velasco


La j sigue rebelde,
ausente,
la pulso muchas veces
pero no consigo
evitar que se enfade.
A menudo
hace impronunciables
escupitaos, aulas,
oder, abón, uego.
A veces creo que tenía
que haber perdido
la esperanza
mucho antes.

3 comentarios:

fonsilleda dijo...

Deja que queden tus versos. Lávate con ese jabón y sal de la jaula.
Aunque, bien pensado, ya lo haces con tus poemas.
Bicos.

Versosoy dijo...

fonsilleda vamos a dejarlo en...que lo intento...un besote!!

la chica de las biscotelas dijo...

las jotas son lo que tienen...
y la esperanza, eso tambien!