lunes, 23 de diciembre de 2013

TOMATE, AJO,ACEITE, SAL Y PAN

Voy a verte
a cara descubierta,
qué mas da
nunca te giras a mirarme.
Voy a verte y me hiero
y digo
no tengo que venir más
no tengo palabra
y cliqueo
sobre mis pasos.
Y dejo de leer
durante días
todo lo que me recuerda a ti,
abandono las frutas de temporada,
me alejo del olor de los animales.
Huyo de las 10 malditas
letras de tu nombre,
hago en tus palabras
casas de mosquitos.
En la distancia,
tus luces parecen noches
llenas de estrellas.
En la distancia
solo eres un rostro que una vez vi,
hace tanto tiempo.


16 comentarios:

María José Collado dijo...

Buen exorcismo poético para delimitar fronteras, para ver desde la distancia a quien no ocupa ya un lugar importante y cercano.

Mis mejores deseos para estas fiestas y para el 2014. Un fuerte abrazo.

P. dijo...

Precioso. Ese final redondea y encierra en un puño todo el poema.

Lasinverso dijo...

Gracias María José, por tu lectura, por tus palabras.
Que para ti sean también estos, días felices.
Abrazos con alas

Lasinverso dijo...

P. Mi abuela siempre decía "no quiero buenos principios sino buenos finales..." ;-P Me alegra que te haya gustado este.
saludos

tecla dijo...

Tan sencillo y tan alto, Lasinverso. Tan cercano y tan lejos.
Esto lo escribe LaSinverso, anda si llega a tener verso.
Tu eres el Verso.
Tu eres el verso y el verbo.
Gracias por todo.

tecla dijo...

Voy a verte
a cara descubierta,
qué mas da
nunca te giras a mirarme.
Voy a verte y me hiero
y digo
no tengo que venir más
no tengo palabra
y cliqueo
sobre mis pasos.


Cuanta belleza en tus palabras.

virgi dijo...

Me gusta tu blog, Gloria, me alegra habernos conectado.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

Hola amiga poeta:

Veo que, como dicen más arriba, lo menos que tienes es falta de verso.

Abrazo austral.

Leonardo Ginés dijo...

Que bonito poema, gran hallazgo tu blog, un saludo

esteban lob dijo...

Afectuosos saludos desde Chile a "la CON verso".

Abrazo.

tecla dijo...

Ahora soy yo quien te echa de menos a ti.
Vuelve.

tránsitos dijo...

No te lo he dicho nunca, pero me encanta tu blog. Y me encantan tus versos. Un abrazo.

mabel casas dijo...

hola
fantástico lo que leo, llega como un carrusel al revés, de golpe va mostrando los engranejes oxidados, las ilusorias luces que atraían y desegañan los caballitos, no son reales solo un cartón prensado fomando imagen que subía y bajaba para hacernos creer que cabalgamos...

me gustan las palabras usadas como cotidianas, quelo son, pero dicen despedida casi...

un gusto pasar otra vez por tu blog
cariños argentinos

andoba dijo...



Llegó el amor a celebrar sus ritos
de ausencia y remembranza entre los gestos
que buscaban la voz de tu respuesta,
una señal de luz,
una palabra al menos
que dejara en sus ojos lectores la caricia
vital, intensa o suficiente,
de los versos de arena de tu pecho,
de tus cosas pequeñas y encendidas
o del trazo sutil que en este espacio
vas dejando en latidos
de amor (¿no es todo amor?) y de conciencia,
de futuro y valor
y de esperanza.



Lasinverso dijo...

Esta noche vuelvo. No tengo palabras para daros las gracias a todos y cada uno de vosotros por darle sentido a este folio en blanco, a mis palabras. Esta noche vuelvo y traigo entre los dientes un poema..
Abrazos amigos

Javier dijo...

Me ha gustado mucho, sobre todo los últimos versos.