sábado, 8 de marzo de 2014

SALUD Y SUERTE

Es la tensión de los años que no fuimos
la que se desdibuja en tu rostro,
porque la acera es estrecha
porque no hay escapatoria
a este hola qué tal,
ni esquina en la que girar y
librarse de este cáliz.
Porque esta ciudad
es
en el fondo
tan pequeña
como tú y yo
la primera vez que nos vimos
y ahora
ella también
se tiñe las canas.

7 comentarios:

María José Collado dijo...

La ciudad se tiñe con la destilación del azahar, se empequeñece ante algunos iris congregados para hacer levitar su sombra de siglos. Esto me ha inspirado. Un beso.

tecla dijo...

Todos parece que nos estemos tiñendo de canas a la vez.
Ha llegado la hora de decir hola y adiós porque la vida son dos días y no podemos perdernos ninguno.

Te abrazo muchííííííííííííísimo.
Qué contenta estoy.

rafaelpavonreina dijo...

Tus versos tienen muchísima fuerza. Absorben al leerlos. Son muy hermosos y desgarradores. Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

La ciudad envejece y llora por las noches cuando nadie la ve. Mientras tanto ajenos al drama los humanos se lamentan en sus cárceles cotidianas.

Lasinverso dijo...

Encantada de haberte inspirado María José, precisamente a ti que como yo caminas a diario los adoquines de esta ciudad de luz y de sombra. Abrazos.

Tecla recojo tu consejo, me lo grabo entre las pestañas.
Te abrazo muy fuerte desde aquí.

Rafael siempre me das fuerza para seguir juntando letras. Es una satisfacción saber que el disfrute al leernos es mutuo. Un abrazo.

Toro Salvaje siempre tienes la palabra exacta. Esas cárceles cotidiamas malditas. Saludos.

A los cuatro, muchas gracias por pasar a verme
:-D

Filho de Gaia dijo...

parabéns, adorei seu blog,abraços.

Nata Ruiz-Poveda dijo...

"es la tensión de los años que no fuimos", un primer verso demoledor. Me encanta. Abrazos!