jueves, 17 de julio de 2008

OLEAJE

Las ruinas abandonaron
su letargo de
respuestas inventadas,

abrieron en el mar
un precipicio de
interrogantes.

1 comentario:

Katbago dijo...

Álzate en ola brava desde ese precipicio, pues tu ser es fuego puro y nunca sucumbirá a necedades.
Como diosa que eres, tu fuerza está por encima de toda bajeza,
tu sonrisa permanece, siempre incorruptible.

Energía ++++ pa mi Glo