domingo, 16 de noviembre de 2008

EL HOMBRE QUE INVENTÉ

I

Eres el principio del canto

el grito desde el fondo del pozo

la huida de las yemas desiertas

la estela de cabezas

el bajo de mi falda

mi andar de marioneta

la prisa de mi pausa

llanto azul de mi estrella

campanada de plumas

barón de mis tristezas

veleta de mis versos

tesoro de mi hastío

cofre de mis anhelos

rey de mi desvarío

poeta de mi cama

recuerdo de mi olvido

trampolín de mi sueño

cenefa de mi ombligo

carnaval de la risa

vengador del vacío

de sol son tus entrañas

criatura de rocío



II


Mi ventana amarilla

mi muñeco de cielo

luciérnaga en mis días

colchón de mis desvelos

la cara de mi cruz

danzón de mi entrepierna

arpa de mis suspiros

lapida de mis hienas

pirata por mis mares

de mis labios condena

pedazo de mi alma

semilla de mis muelas

canción en mi silencio

cazador de mi pena


III

Mi grande hombre pequeño


palabra de mi carne


planeta de mi prosa

bandera de mi credo

verdad en mis mentiras

guardián de mi pureza

bailarín de mi miedo

pluma de mi almohada

tapón de mi deseo

gorrión de mis mañanas

ventilador de fuegos

buzo de mi bañera

centinela del beso

legaña de mis ojos

burlador de mi tedio

mitad de mis mitades

invento de mi invento

*La imagen es La semilla de Javier Casado Sánchez.


5 comentarios:

Dante dijo...

Incontables metáforas e imágenes para describir a ese hombre que ... inventaste? Aunque por ser un invento, bastante completa la descripcioón, eso si. Un placer volver a leerte. Beso.

Jaime G. dijo...

Hola,
me gusta como escribes yo tmb visitaré tu rinconcito de vez en cuando.
Un saludo.

esteban lob dijo...

¡Notable homenaje a ese ser real o imaginario!

Es para que cualquier varón se sienta en la gloria.

Un abrazo.

Felipe dijo...

Qué barbaridad... (¡+!).
Un saludo.
Felipe.

Angela dijo...

¿puedo ser ese hombre para ti? jejeje
besos guapa