lunes, 22 de septiembre de 2008

BURLANDO LA INDIGENCIA

Qué será de nosotros
hasta que aparezca,
al fin, Noviembre.
Quién nos recogerá
las tardes
cuando se hayan secado
los jazmines,
cuando los grillos giman
cantos de escarcha,
sin más atardecer
que edificios en sombra,
sin olvidar que Octubre
ya nos desahució
el otoño pasado.

2 comentarios:

Oigres Led Séver dijo...

Habrá que buscar un rincón de cabellos y manos,
de vaho y de ladrillos.

Besos.

Versosoy dijo...

si lo encuentras...avisa