jueves, 25 de septiembre de 2008

PORVENIRES

Le está temblando el pulso

a mi universo.

Borracha de carriles,

ansiosa de señales.
Esquilo medias lunas,

mareo mares.
Tengo descarriladas pulsaciones

allí donde no llega la memoria,

en el regusto azul

de alguna historia

que nunca bañará

mis soledades.

Descorcho despertares,
rompo copas.

Yo tengo el corazón

carmín y ocre

y tengo gris

la risa y las paciencias.

Se está moviendo

el suelo que camino,

está agitando el aire un verso nuevo.

Tus ojos son

una uva en el pico

de un pájaro que asoma a la frontera.

5 comentarios:

Oigres Led Séver dijo...

Hay perdida pero hay esperanza, o eso me ha llegado a mí, ¿sí?

Alejandro Lérida dijo...

"... Esquilo medias lunas, / mareo mares... Descorcho despertares, rompo copas... Tus ojos son / una uva en el pico / de un pájaro que asoma a la frontera."

Qué gran poema ante mis ojos. Qué grande eres, poeta. Que no te cambie nada el pulso de tu verso, que lo tienes exquisito y delicioso.

Tienes mi aplauso desde luego.

Anónimo dijo...

Rimas con cada verso de tu boca
mis labios frios
como una marea de
lenguas de mariposa
que aleteando
se me han perdido en tu nombre

Mercedes dijo...

No puedo dejar de leer tus versos, me apasiona tu poesía...

yolareinaroja dijo...

Me gusta ese aire de surrealismo tan natural aquí.