lunes, 27 de septiembre de 2010

RASTRO


La imagen es Urdiendo y Tramando (2009) de Margarita Maria Pelaez Perez

Todo fue consecutivo.

Me borraste del facebook,

saltaron por los aires

los dispositivos imantados
que me llevaban a los bares
a la hora exacta 

en la que encontrarte.


Se desplomó
 
la conexión interestelar

que me hacía elegir,

una de siete,
y encontrarte entre el público
de alguna conferencia
de título impronunciable
para poder mirarte la colleja
desde el abismo,
tres filas más allá.


Da igual que recorra
los alrededores de tu casa
en horas punta

o que vea roma
una y otra vez
hasta fundir los plomos
buscando una señal,
no importa donde mire,
no te veo.

 
Me descubro psicópata
vomitándole tu nombre a google
y el click me lleva a muchos tús
un profesor titular
de economia financiera...
un doctor especialista en corazones...
un agente de contabilidad...
hasta un poeta...


y no me dice nada,
 
absolutamente nada
 
de ti.



 

5 comentarios:

Helenaconh dijo...

es curioso que hoy este texto me suena distinto, porque recuerdo cosas y me reconozco (las vueltas por su casa, los bares, mirar desde el abismo) y pienso que lejos estaba de todo eso este septiembre y ahora, con el mismo nombre, vuelo hacerlo

la chica de las biscotelas dijo...

qué buena esta entrada, por Dios, aunque tambien como H la noto bien lejana... y aunque sea octubre no piendo usar el buscador...
alguien hará lo mismo con nosotras?

Versosoy dijo...

jejejeje!! yo soy una psicopata de competi y de cuando en cuando...googleoooo inevitablemente.

Quien sabe, lo mismo alguien también nos sigue la pista...

Irina dijo...

He llegado aquí por casualidad y me encuentro conmigo misma descrita en unos versos. Esa psiópata soy yo!
Me encanta este post. Gracias por escribirlo.

Versosoy dijo...

Un placer tenerte por aqui Irina. Gracias a ti por venir a leer y darle algún sentido a tanto rastro. Arriba las psicopatas!!