jueves, 20 de marzo de 2008

DECONSTRUCCIONES


Parecemos a veces las personas
complejas construcciones
de mezcla y de ladrillo.


Edificios moribundos,
portadores de la semilla
que hace los barrios marchitos.

A veces en ruinas
nos encuentra la luna,
hay temblores que
quiebran los cimientos,
pero en las azoteas
retazos de blancura
bailotean con el viento.

6 comentarios:

Lucía Barón dijo...

Glorieta, me gusta bastante lo que escribes (y soy muy profana en esto de la poesía). Muchos ánimos.
PD: muy bien ilustrados textos.

Versosoy dijo...

¿que sería del mundo sin gente como vos?

Clara dijo...

Ya me callo, pero hay dos direcciones que os pueden interesar:

www.puravida.org.es; una asociación de cultura

http://demesencuando.blogspot.es sobre el ciclo de recitales de poesía y cuentos del Anais en Granada.

Saludos a todos,

Katbago dijo...

Acabo de descubrir este entrañable poemilla!!! Qué cierto, qué bonito! Qué simple y complicada la fisionomía exterior e interior del ser humano, construcción compleja, de ángulos intrincados, indefinibles. Menos mal que quedan azoteas como la tuya, mentes y almas puras como la de mi glo!!!

Versosoy dijo...

katmia lo has pilado total, te adoro, y agradezco tener una azotea rubiasca, natural y verdadera como la tuya cerca. mil besos mi loka. yo tb te kiero 1000

Anónimo dijo...

Hoy soy la carcoma que remueve tus cimientos,trepa tus pilares y te hace el amor desde adentro.