jueves, 22 de mayo de 2008

ANDANDO

Recorro los caminos,
soy paso,
sudor hirviente
arrojado
desde el precipicio de la carne.

Avanzo,
soy la respiración entrecortada,
el pecho ardiente.

Soy el jadeo que acuna
tu labio caminante
de mañanas.