lunes, 5 de mayo de 2008

Lejana pero honda,
vibro.
Soy tu cimiento
llamándote desde la cama
que tienes en otra ciudad,
reclamándole a tus ojos guiños,
confidencias,
que puedan escalar un cuarto piso
y colgarse de mi ventana.

1 comentario:

Katbago dijo...

Ohhhh, qué bonitas palabras de anhelo!! A ver si las lee tb quien las tiene que leer y se anima a acudir a esa cama que le espera en otra ciudad!!! Besiños, poetisa!!!