miércoles, 28 de mayo de 2008

RETORNO

Desperté
y al abrir la ventana
un olor a azhar
y a sueño nuevo
cambió la luz
del cuarto de mi niña.