jueves, 28 de agosto de 2008

PUNTO Y PRINCIPIO

No hay tiempo,
los segundos son
destellos de huida,

hay pájaros cantando
en el centro del mundo,

la línea del ecuador
está torcida.

El suelo es un fangal
de plumas olvidadas
en lechos de caídas,

el cenit infinito
planea vida
hasta en la muerte.

4 comentarios:

Alejandro Lérida dijo...

Pequeño gran poema. Volveré seguro por aquí a darme un baño de palabras sencillas y sensibles que limpien la imagen que tengo de este mundo.

Un abrazo capaz de desplazar por un momento el eje del planeta.

Versosoy dijo...

Es una alegría encontrar comentarios como este. Me alegra que te haya gustado este rincón del verso. Voy corriendo a sumergirme en tu paso de peatones que tiene muy buena pinta. Un abrazo capaz de abrazar el eje desplazado del planeta.

Oigres Led Séver dijo...

Gracias por tus poemas, un lobo como yo que casi nada le agrada se ha sentido en casa, volveré a comer algo otro día, y de nuevo gracias.

Versosoy dijo...

Oigres gracias a ti por pasar por aquí. Me alegro que encontrases algo que llevarte a la boca. También yo iré a verte, a ver qué saboreo. Un abrazo