jueves, 19 de junio de 2008

DIvisiones

Y solo es un
instante,
un vértigo que dura
lo que un sueño.

Todo se desenfoca,
la realidad
girando
tras un visor espeso.

Y todo se detiene,
las pupilas confusas
de regreso,
en la vigilia
de un momento.