lunes, 9 de junio de 2008

ORÍGENES



Mi sombra y mi luz
volverán a su lugar,
que sólo puede ser
un hueco de tu cuerpo.
Acurrucadas,
revueltas la una sobre la otra,
manchándose los versos
y los vicios.