jueves, 12 de junio de 2008

MINUTOS VISTOS

La pequeña caja que habla

tiene las entrañas llenas de cifras,

todo lo medible es alcanzable

con el libro adecuado entre las manos.

"Si hay share, hay esperanza",

se dicen los tipos de la soga

y los despachos

mientras se frotan las manos

con toallitas porcentaje.



Vendimia en los salones.

Dedos pulsando el dos, el tres,

el seis, el cinco, el veinticuatro...

manos en las que bailan

dos ratoncitos "filips" a pilas.

Un coche que vende

"espacio para sueños",

aliña la pantalla,

azuza más morralla

y desnuca corazones de sofá.