jueves, 26 de junio de 2008

EL DIARIO NO HABLABA DE TI

Esta canción me suena hoy a todas horas...es una señal...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando el ciprés aplauda a mi paso como bienvenida a la tierra de la que salgo. Cuando la madera rompa mi diario y sus páginas huelan a deseos de antaño pintadas de color pasado. Seguiré a tu lado. Cuando el ciprés se incline a mi lado y no pueda mirarle siquiera de soslayo. Cuando mi silencio sea eterno y me convierta en huerto de otros entierros. Cuando la voz sea un hueco sin palabras del diccionario. Cuando la piel sea hueso y el hueso ni sentir pueda tu encanto. Seguiré a tu lado. Cuando el ciprés regale una lágrima en mi último desmayo. Cuando las cenizas se derramen luego por el acantilado. Cuando sea alma y no cuerpo preso de la vida que he comprado. Seguiré sintiendo. Seguiré a tu lado.

Versosoy dijo...

Y una lágrima rodó despacio en la mejilla. Los ojos fueron diluvio, manantial el pecho. Y el ser voló con la palabra grande y honda, se retorció, tembló, se calmó luego y danzó junto al ciprés.

Anónimo dijo...

Se calmará la calma. Y seguiré a su lado